Mes: agosto 2014

La Desnudez

desnudateEn días como este donde la lluvia cae, la temperatura baja y se respira un olor a tierra mojada en el ambiente me gusta reconectar ya sea conmigo misma o con las personas que son importantes. Me pongo a leer, escribo o simplemente me siento a ver la lluvia caer con una taza de té. Es una sensación de relajación muy placentera.

Hay un poema que me gusta mucho, se llama Danza y Desnudez. Me gusta mucho hablar y escribir de la desnudez, no es que sea exhibicionista ni mucho menos. Al mencionar la desnudez no me refiero a desnudarse enfrente de un chico ni ante una audiencia­, no me refiero a la desnudez física si no algo más trascendente. Desnudarse el alma para ser libres. Cuando el alma se desnuda sale el verdadero yo, sin prejuicios, sin etiquetas, solo la esencia pura del verdadero yo.

La desnudez nos hace un tanto vulnerables, nos pone en el spotlight, nos saca de nuestra zona de confort haciendo de la experiencia algo intimidante, arriesgada y temerosa. Sin embargo el resultado final es de libertad y paz interior pues ya no hay nada que ocultar o más bien ya no hay nada que defender tras haber enfrentado a la multitud que siempre se va a quedar observando y juzgando. El estar ahí presente a pesar de las miradas, de las críticas y de los prejuicios que la gente puede decir o no, da una sensación de seguridad y empoderamiento misma sensación que fortalece el verdadero yo dejándolo ser. Una vez desnuda empiezas a ser, una vez desnuda dejas tu verdadera esencia ser y es cuando tu verdadero yo se da a conocer, florece y permanece en el estado de ser.

Nuestro verdadero yo está enterrado profundamente debajo del condicionamiento. El condicionamiento es lo que “debemos de ser”, como nos debemos de comportar, estereotipos marcados o etiquetas de que es lo que debe ser. Hemos sido condicionados desde el primer día que pisamos la tierra y seguimos siendo condicionados a cada momento todo el tiempo. El condicionamiento es nuestra zona de confort, lo conocido y lo que debe y tiene que ser. Nuestro verdadero yo es esa parte oculta y desconocida que vive en nosotros, que muchas veces nos aterra conocer porque eso implica desnudarse poco a poco, soltar viejas creencias, darnos cuenta que no sabemos quiénes somos, cuestionarnos y entrar en terreno desconocido lo cual nos puede hacer sumamente vulnerables. ¿Alguna vez te has preguntado quién eres? No quien debes de ser, no qué eres y definitivamente no quien los demás dicen que eres. Tu profesión, tu trabajo o lo que haces para ganarte la vida no es quien tu eres.

Para llegar al verdadero yo es necesario cuestionarse, quitar capas y capas de condicionamiento. Desnudarse lentamente, poco a poco hasta sentirse cómoda en tu propia piel. Conocer hasta el último de los rincones escondidos por el condicionamiento. Se relaciona mejor desde adentro hacia afuera estableciendo una conexión íntima con tu verdadero yo. Para relacionarse íntimamente dos almas deben desnudarse, dos almas desnudas bailando una danza en la misma sintonía. La desnudez nos da libertad de bailar en armonía solos o acompañados.

 

…Desnuda tu alma, tu cuerpo, tu mente, tu ser, tus entrañas y bailemos juntos esta hermosa danza en la que seremos lo que no se nombra, lo que no se extingue, lo que no se apaga. – El amor de pareja desde la Psicomística.

Sigueme en Twitter @melaniemld08 y vivamos juntas la desnudez. Xo’s

Anuncios

Hablemos de Planeación

carrie bradshaw¿Alguien recuerda sus vacaciones familiares de la infancia? Esos paseos a enormes parques de diversiones con un sin fin de atracciones y cosas por ver o los inesperados road trips  con paradas acumuladas a lo largo del camino hasta llegar al destino final. Viejos recuerdos con aprendizajes inesperados que el día de hoy salen del baúl de los recuerdos para ser usados como una analogía a la planeación.  Pero,  ¿Qué tienen en común la planeación y las vacaciones familiares de la infancia? Me alegra tanto que la pregunta saliera a flote.  ¡Sí! Me encuentro sonriendo  de oreja a oreja.  Cuando era una niña a mi papá le encantaba hacer road trips en familia, podríamos recorrer todo México de norte a sur y pasar días en la carretera conociendo y haciendo paradas en lugares de interés. Siempre he sido muy curiosa y con toda la curiosidad de una niña de unos 8 años aproximadamente preguntaba dónde estábamos, a donde nos dirigíamos y cuanto faltaba para llegar. Pregunta que se repetía mas o menos cada 5 minutos. Con toda la paciencia del mundo mi papá respondía a mis cuestionamientos con toda una logística del transcurso del viaje. Tenía fríamente calculada las distancias y los tiempos de desplazamiento de un lugar a otro. Sabía perfectamente cuando pararíamos, donde dormiríamos, donde comeríamos y cuando llegaríamos al destino final. ¿Demasiada información para una personita de 8 años? Tal vez, pero aprendí a calcular el tiempo que nos tomaría llegar de un lugar a otro en base al kilometraje.

Bueno, todo esto me hace reflexionar y me lleva hablar de la planeación financiera. Así como la planeación del tiempo te lleva a ser una persona más organizada y eficiente, la organización en sí te ayuda a cumplir con más objetivos y realizar más tareas. El proceso de planeación es un proceso administrativo de toma de decisiones para alcanzar un fin deseado teniendo en cuenta el problema que se presenta, la situación actual, los recursos que se tienen, las alternativas y el resultado que se quiere lograr.

La planeación financiera personal es un proceso que busca un equilibro económico y que debería de ser parte de nuestro plan de vida. ¿A quién no le gusta la independencia financiera? En el proceso de planeación financiera nos podemos dar cuenta de nuestra situación financiera y desarrollar estrategias para cumplir nuestras metas y objetivos. Uno de mis propósitos este año fue organizar mis finanzas, cosa que no hago mal pero me falta mucho por aprender pues no siempre llevo la mejor administración con mis finanzas.

Hace unos días me lastime un pie, nada grave que un poco de reposo no pueda curar. Me di cuenta que no tengo un fondo de emergencias y entre en pánico un poco ¿Y que si tengo que ir al hospital? ¿Podría con tal gasto? Sensación de incertidumbre nada placentera.

Empecemos con lo más básico en la planeación financiera:

¿Cuánto se gana y cuando se gasta al mes?
Si hicieran la suma de sus gastos hormiga al mes y lo multiplicaran para sacar el total de gastos hormiga al año, podrían llevarse una gran sorpresa. En mi experiencia personal me lleve una gran sorpresa al calcular gastos innecesarios que me hizo reflexionar en lo que estaba gastando y llegue a la conclusión de que si ese dinero lo ahorrara en vez de gastarlo podría hacer muchas cosas, invertirlo o disponer de él, en este caso ya tendría un fondo de emergencias.

Se debe de gastar menos de lo que se gana o ganar más de lo que se gasta. Si por alguna razón se está gastando más de lo que se gana, ojo, vives en endeudamiento. Si apenas alcanzas a cubrir tus gastos mensuales con lo que se percibe mensualmente, algo anda mal, algo se está haciendo mal y hay que reevaluar la administración de las finanzas. Vivir para sobrevivir no es vivir.

Objetivos y metas en determinado plazo.
Una vez que se ha determinado la posición financiera se establecen objetivos y metas con una fecha límite. No hay plazo que no llegue y fecha que no se cumple. Si no se establece una fecha límite es más difícil cumplir con los objetivos determinados. Ya sean metas a largo o corto plazo tienen que tener una fecha de caducidad. ¿Qué es lo que quieres? Unas vacaciones en Hawaii el próximo año, un carro nuevo o simplemente una cuenta en el banco sólida y estable para alcanzar la independencia financiera.

El camino hacia el logro.
Que acciones se van a tomar para llegar a los objetivos y metas establecidas. ¿Se recortaran gastos? ¿Se abrirá una cuenta de ahorro? Elaborar una estrategia o un plan para cumplir con esas metas establecidas y seguirlo a pie de la letra, habrá un periodo de reajuste y tal vez cambio de hábitos que dañan la situación financiera pero valdrá la pena una vez que se cumplan los objetivos establecidos.

Así como la planeación nos ayuda a pasar unas buenas vacaciones también nos ayuda con las finanzas personales y quien sabe, tal vez 5 o 10 años seas el CEO de tu propia empresa o tal vez este año pasas el año nuevo en Paris o en New York. O simplemente dentro de poco puedes alcanzar tu libertad financiera.

“Si de todos modos hay que pensar, más vale pensar en grande.” –Donald Trump.

 

Sígueme en Twitter @melaniemld08 y cuentame como organizas tus finanzas.