Mes: mayo 2015

La belleza está en la autenticidad

handsyEra uno de esos días, andaba de un humor de los mil demonios. Estaba cansada y tenía tanta hambre que juraba me podría comer a una vaca entera.

Caminaba por la ciudad y decidí llegar por algo de “comfort food” para endulzarme el humor un poco. Estaba fastidiada y lo único que quería era comer algo.

Llegue a uno de mis lugares favoritos, me senté, hojee las páginas de una revista, respire y me relaje un poco. Abrí el menú, me debatí unos minutos para decidir que ordenar y fue entonces que reflexione un poco.

Constantemente veo artículos para bajar de peso, son como una plaga. A cada rato hay una nueva dieta, los titulares son cosas como “Baja 5 kilos en una semana”, “La nueva dieta para bajar de peso”, etc… He leído cientos de tips y dietas para bajar de peso pero me hace pensar, ¿Es eso saludable?

Todas estas revistas y todos estos artículos hablan de como bajar de peso para verse esbeltas y bellas. No hablan acerca de hacer dieta y ejercicio para estar saludables, no te invitan a perseguir un estilo de vida más saludable, solamente te dicen como bajar de peso para entrar en ese vestido tan lindo que compraste dos tallas más chico que tú porque  esa es la medida standard.

A ver, ¿cuánto peso más se tiene que bajar y como saben que quiero bajar de peso? Si bajo 10 kilos, tan siquiera 5 kilos desaparezco de la tierra. Alguien puede explicar por favor que el peso es relativo y depende de cada persona. Y ¿quién me puede decir que estar delgada es sinónimo de salud y belleza?

Como mujeres hemos sido condicionadas a ser delicadas, bellas  y  agraciadas, entre otras tantas cosas. Pero yo pienso que ese condicionamiento esta más bien ligado a tener aire en la cabeza y pensar que ser agraciadas y bellas tiene que ver con el físico y la apariencia, y ser delicadas a no “ensuciarse las manos” y francamente pienso que eso nos hace un poco inútiles.

Puedes usar tacones y aprender a cambiar el aceite de tu carro.

Ahí estaba yo, lista para ordenar unas costillas BBQ y comer como un vikingo. ¡Que son esos modales! Probablemente diría mi madre.

Tuve la ‘suerte’  de que estuvieran transmitiendo un partido de fútbol. Alguna especia de copa europea o algo así.

Ahí estaba yo, viendo a un par de chicos extranjeros corriendo tras una pelota tratando de averiguar que rayos estaba pasando mientras traían mi comida. El lugar se llenaba y la gente se emocionaba, la energía era contagiosa y yo, mientras comía y me llenaba la cara de BBQ observaba las caras de preocupación de los directores técnicos y me creaba suspenso.

Ponía atención, quería saber que pasaba y cuál sería el desenlace.

Al terminar el partido, un chico se cruzó con mi mirada y le Sonreí. Y ahí me tienen, escribiendo mi número con los dedos pegajosos.

Las modelos de las revistas son guapísimas, las admiro y no tengo nada en contra de ellas. Las mujeres somos vanidosas y siempre nos queremos ver de lo más guapas. Admiramos imágenes que nos gustan y las adaptamos como role models. Pero, ¿esas imágenes sabes qué son? Más falsas que mis extensiones de cabello y mis pestañas postizas.

La belleza está en la autenticidad de las personas. Puedes emperifollarte todo lo que quieras y lucir guapísima pero nunca olvides que la belleza está dentro de ti y no afuera de ti.

Anuncios