Mes: agosto 2015

El fastidioso Por Qué

por queY por qué…

¿Y por qué no?

Solía conocer a una persona que odiaba que le preguntaran por qué, y conociéndome lograba sacar de quicio fácilmente a esa persona. Pero cariño, no estoy te cuestionando simplemente es curiosidad. Y por qué no.

¿Por qué no cuestionarse? ¿Por qué no nadar en un mar de preguntas?

Por ahí hay un dicho que dice que no hay preguntas tontas, solo hay tontos que no preguntan. Uno de mis profesores lo decía siempre en cada una de sus clases. Pero ya bien, encuentro el cuestionamiento muy importante, tan importante como tomar una decisión.

Entre más preguntamos más sabemos, entre más sabemos se nos amplia más el panorama. Entre más información recopilemos tenemos más confianza para tomar una decisión. A lo mejor no necesitas tomar una decisión pero la información nunca está de más.

Para conocer hay que preguntar y que mejor manera que cuestionándose, entre más te cuestionas más te conoces. Cuestiónate a ti mismo, cuestiona a los demás y ayuda a que los demás se cuestionen así mismos.

El lado “oscuro” de los cuestionamientos es que involucra la confrontación y eso es algo que a nadie le gusta hacer pero la confrontación es necesaria.

En lo personal, a mí me gusta cuestionarlo todo. Por qué hago lo que hago, por qué me gustan las cosas que me gustan, por qué me siento como me siento, por qué reacciono como lo hago, por qué salgo con las personas con las que salgo… Por qué me gusta o me disgusta algo. Claro está que los cuestionamientos van más allá de la pregunta ¿Por qué? Pero ya tienen la idea.

Cuestionarme no siempre es fácil y cuando empecé a hacerlo al principio era muy difícil pero me ha ayudado muchísimo para conocerme mejor y sobre todo para observar.

¿Nunca se han preguntado por qué quieren lo que quieren? En verdad es algo que quieren o es algo que les brinda satisfacción inmediata. Podemos pasar toda la vida deseando y cumpliendo caprichos pero la verdadera satisfacción se encuentra en aquello que realmente se quiere con el alma.

Aprender a observar y cuestionarse nos ayuda a tomar mejores decisiones, una vida de buenas decisiones es una mejor vida.

Sígueme en twitter @melaniemld08 

Anuncios